Blog >

La importancia del calentamiento

El calentamiento antes del ejercicio es fundamental no sólo para reducir las probabilidades de padecer una lesión, sino para prepáranos tanto fisca como mentalmente para el esfuerzo. Con una rutina sencilla y eficiente el cuerpo estará listo para la actividad física.

El calentamiento es una serie de ejercicios y movimientos suaves que debemos de hacer antes de cualquier rutina o entrenamiento y que ayudan a que el cuerpo se vaya preparando y adaptando a las distintas fases de la actividad. Uno de los objetivos principales del calentamiento es prevenir las lesiones y restablecer la movilidad de las articulaciones. 

Un buen calentamiento debe incluir:

  1. Estiramientos dinámicos: movimientos de las articulaciones que tienen el objetivo de preparar al cuerpo especialmente para la actividad que vas a realizar.
  2. Calentamiento activo: actividades que eleven la frecuencia cardiaca poco a poco y no de un “jalón”. Puede ser algún trote o saltos con poca intensidad.
  3. Estiramientos suaves para preparar los músculos, ligamentos asociados y tejidos conectivos.
  4. Movimientos relativos de la actividad que vas a realizar, para preparar el aparato neuromuscular.

Rutina de calentamiento de 5 minutos:

 

Repeticiones

Tiempo

Círculos con la cabeza a un lado y al otro

5 de cada lado

3 minutos

Círculos con los brazos al frente y atrás

10 al frente y 10 atrás

Separando piernas un poco más del ancho de los hombros. giro cadera de un lado al otro y al frente y atrás

10 a un lado y al otro y 10 al frente y atrás

Con piernas juntas toco la punta de los pies y estiro brazos arriba

10 repeticiones

De pie con piernas juntas, subir y bajo los talones apoyándose sobre las puntas

10 repeticiones

Trotando en el mismo lugar

30 segundos

5 minutos

Saltos laterales

30 segundos

Saltos de cuerda

30 segundos

Guerreros a un lado y al otro

30 segundos de cada lado

Sentadillas

30 segundos

Trotando en el mismo lugar

30 segundos

Trotando, elevar rodillas hasta la altura del ombligo de forma pausada

30 segundos

Jumping Jacks

30 segundos

Desplantes

30 segundos

Además, te comparto 5 razones por las que siempre deberías calentar antes de empezar tu rutina:

  1. No te toma más de 5 minutos.
  2. Te vas a sentir mejor
  3. Reducirás el riesgo de sufrir lesiones
  4. No solo te preparas física sino también mentalmente para el esfuerzo.
  5. Cambia dependiendo del tipo de ejercicio que vas a realizar

Te recomiendo que vuelvas al calentamiento una parte esencial de tu rutina diaria de ejercicio, ya que sólo 5 minutos pueden hacer una gran diferencia en tu entrenamiento completo no solo del día, pero de la semana y del mes. En las clases grupales de C+ siempre contamos con un calentamiento previo y un estiramiento al final para terminar nuestra sesión.

¡Te esperamos en nuestras clases!

Por: Ana Paula Flores

Entrenadora de clases en C+ y máster en tecnología del deporte