Blog >

Etiqueta y Cortesía en los Carriles de Nado

Cada vez son más personas que eligen la natación como principal actividad para ejercitarse ya que pueden practicarlo sin riesgo de lesiones. Además, la natación es una actividad que fácilmente se puede adaptar a los objetivos que cada persona busca, sus necesidades, los niveles de preparación física y otras variables, gustos y preferencias que cambian de persona a persona.

Respetar las normas básicas de convivencia es esencial para tener una experiencia agradable al nadar. Los carriles sirven de apoyo para categorizar el nivel de nado de cada persona, por lo que te recomendamos seguir estas reglas de cortesía para la natación en carriles compartidos:

Identifica tu carril

Existe un carril para principiantes, intermedios y avanzados, elige el que se acomode a tu nivel entrenamiento. Si tienes duda de cual es el carril que debes usar, para que se adapte a tu nivel, acércate con un instructor y solicita su recomendación.

Respeta el ritmo de todos al entrenar

Al incorporarte en el carril de tu elección, saluda a tus compañeros y espera tu turno para comenzar tu rutina. Es importante seguir el ritmo del carril para no interferir en el entrenamiento de otras personas. Busca el momento adecuado para integrarte.

Se amable, complaciente y tolerante con los demás nadadores. No entorpezcas el entrenamiento de los demás,  y nunca te integres al carril cuando otro nadador se está acercando al extremo. Ten paciencia y espera haya dado la vuelta y se aleje, así como notifica tu ingreso a los demás nadadores del carril a través de pararte en la esquina derecha del mismo a esperar el momento indicado para tu ingreso.

Para rebasar

Cede el paso a los nadadores más rápidos que tú, porque normalmente tienen la preferencia. Si tú eres quien nada más rápido que el resto, espera el momento correcto para rebasar a los demás. Cuando te aproximes a la pared, mantente a la derecha, no te deslices hacia el centro o la izquierda, ya que si otro nadador te quiere rebasar, de esta forma puede tener el espacio suficiente para girar. Recuerda siempre que el nadador más rápido siempre tiene prioridad en la definición de quién es primero.

Igual que cuando vas en ruta, y sobre todo si estás a la mitad de la alberca, rebasa  siempre por la izquierda y a máxima velocidad. Una vez que terminaste de rebasar, regresa a tu derecha. Asegúrate de que no venga ningún nadador en sentido contrario cuando estás rebasando. Si alguien te rebasa, disminuye tu velocidad hasta que  haya acabado de pasar y haya retomado su nuevo sitio a la derecha.

Nada en “círculo”

Al igual que en la bicicleta, la carrera, al caminar o manejar, conserva siempre tu derecha! A esto se le conoce como nado en “círculo” y permite que haya una mayor organización en la alberca. Además, si todos los nadadores del carril siguen este mismo esquema, el entrenamiento será mucho más organizado y todos podrán aprovechar al máximo su estancia en la alberca.

Ten siempre en cuenta…

Nada siempre la distancia completa del carril. No camines, ni platiques en medio de la alberca, ya que podrías provocar un accidente. Evita detenerte a la mitad, ya que esto obliga a que todos detrás de ti también tengan que detenerse, rompiendo el ritmo del entrenamiento.

Por favor utiliza el extremo derecho de la alberca si necesitas descansar o recuperarte, para que los otros nadadores puedan girar cómodamente.

Reglas generales que todos debemos respetar:

  • Atiende y sigue las instrucciones de los guardavidas. Ellos son la máxima autoridad dentro de la alberca.
  • Deja pasar a los nadadores más rápidos, ya que tienen la preferencia.
  • El material y equipo deportivo es de TODOS, cuídalo y regrésalo a su lugar cuando termines de utilizarlo.
  • Si nadas mas lento, siempre debes iniciar después de los nadadores más rápidos para que no tengan que rebasarte.
  • Si eres más rápido, dale espacio a los más lentos, para que se adelanten antes de que inicies.
  • Si estás nadando más rápido o más lento que los demás del carril, deberás cambiarte a un carril adecuando para tu nivel. Consulta a los instructores.
  • Si quieres realizar un calentamiento o estiramiento, deberás hacerlo fuera de la alberca para no interrumpir el entrenamiento de los demás nadadores.
  • Si quieres cambiarte de carril hazlo por fuera y no por debajo del agua, ya que es peligroso y puedes detener el ritmo de nado del carril.
  • Si quieres acordar direcciones, pausas o cualquier cosa con tus compañeros de carril, hazlo de manera amable y cordial y recuerda que siempre deberás pedirle al guardavidas que medie entre ustedes.
  • Comienza tu rutina, gira y detente siempre al extremo de la alberca. Esto mejora el avance del carril y la comunicación entre los nadadores.
  • Ten cuidado con el estilo de nado que estés realizando, evita que tus brazadas y patadas golpeen a otros nadadores, ya que cuando utilizas un carril de nado compartido, siempre deberás usar el estilo libre.

Recuerda que seguir estas reglas de cortesía al nadar en un carril compartido, te permitirá tener una mejor experiencia de entrenamiento y entenderás lo que es pertenecer a una comunidad acuática.

Te deseamos muchos entrenamientos sanos y compartidos, porque de esta manera, se disfrutan más.

Nada + y alcanza tu reto.