Blog >

Beneficios del ejercicio para el sistema inmune

Como bien sabemos, hacer ejercicio tiene muchos beneficios para nuestra salud, y entre ellos la de nuestro sistema inmune. Si el cuerpo está en constante movimiento, se activa el metabolismo de las grasas, provocando una acción antioxidante y neutralizando el estrés, lo cual resulta muy beneficioso para el sistema inmunológico.

Al practicar ejercicio, en el organismo se genera un cambio; algunas células que se encargan de las defensas del cuerpo comienzan a circular más rápido, por lo que atacan a las bacterias y virus con más rapidez. Hacerlo con moderación, mejora el funcionamiento del sistema inmunológico, pero si se realiza con gran intensidad, sometiendo al cuerpo a gran estrés, puede resultar contraproducente.

Hay varios factores que pueden alterar las defensas, internamente se encuentran cierto tipo de enfermedades, cambios estacionales, entre otras, que no se pueden evitar; sin embargo, hay una gran cantidad de factores externos que influyen de manera negativa en el sistema inmune tales como la alimentación, el cigarro, la cafeína, el estrés y el sedentarismo.

Otros factores que pueden ayudarte a mejorar tu sistema inmunológico son:

Alimentarte sanamente: La alimentación es un factor importante para mantener y fortalecer las defensas. Debes llevar una dieta variada, proporcionando todos los nutrientes que tu cuerpo necesita.

Dormir lo suficiente:  La cantidad así como la calidad del sueño son muy importantes para tener un sistema inmunológico fuerte.

Cuidarte de los cambios de temperatura: Trata de prevenir los cambios bruscos de temperatura y abrígate bien al finalizar tu entrenamiento, ya que el frío prolongado es un factor más que nos expone a las infecciones.

Los beneficios de entrenar son muchos, desde mejorar tu circulación, mantener tu peso (o reducirlo) y disminuir el estrés. Ahora ya conoces un beneficio más y es el mantener tu sistema inmunológico fuerte para prevenir enfermedades.

¡No dudes practicarlo y así alcanzar tu reto!