Blog >

Siempre un nuevo reto…

Entrevista a Moisés Castillo

Hace un par de semanas conocimos a Moisés Castillo, un chico de 28 años que bajó 13.5 kilos en cuatro meses, entrenando Box y por supuesto, cuidando su alimentación.

Él es parte de la comunidad C+ Nuevo Polanco. Ingresó en enero de este año al club; y si hacemos cuentas, ha avanzado a un gran ritmo, hacia su objetivo de bajar de peso en sólo cuatro meses. Ésa es la razón por la cual creemos que vale la pena compartir lo que nos contó.

C+: ¿Cuál es la razón por la que empezaste a entrenar?

MC: Para lograr condición física y fuerza. Y… ¡Estaba pasadito de peso!

Antes entrenaba buscando el alto rendimiento, pero cuando empecé a trabajar para empresas grandes, dejé de entrenar.

Después de vivir bajo el ritmo de trabajo que exige un corporativo por tanto tiempo, al querer regresar a hacer ejercicio, te das cuenta de que ya no aguantas lo mismo y te cansas muy rápido.

C+: ¿Recuerdas cómo te sentiste el primer día?

MC: ¡Sí!  Empecé en el área de cardio. Quise hacer lo mismo que hacía antes: corría 3 kilómetros en doce o quince minutos, que es conocida como la ‘prueba de Cooper’. Traté de hacer lo mismo, pero me llevó veinte minutos y terminé muy cansado. La siguiente semana tomé mi primera clase de Box y decidí seguir con esto.

C+: ¿Por qué escogiste el Box?

MC: Porque mi hermana me invitó y se encargó de que yo estuviera motivado; ella también lo practica.

C+: ¿Qué fue lo que te gustó de la clase?

MC:  En general, siento que el Box es una clase que siempre lleva el mismo ritmo. A mi no me gustaban mucho  las clases en grupo, pero con esta fue diferente. De hecho Box es a la única clase a la que vengo al club, porque Pam, y ahora Iván, incluyen rutinas distintas cada vez y me gusta el ritmo y en general la propuesta de entrenamiento que siempre nos dan. Nunca es lo mismo, te las van cambiando: a veces light y a veces no puedes ni moverte.

C+: ¿Has notado cambios además de los kilos que has perdido?

MC:  Sí,  por supuesto; se ha incrementado mi resistencia, fuerza y velocidad. He visto cambios en mi técnica. Me motvia seguir creciendo en algo así, porque no te estancas, las mejoras en el Box, nunca terminan. Cambié mi alimentación también y me propuse lograr el hábito de levantarme temprano. La constancia, que es la que me ha mantenido aquí y me ha dado los resultados.

C+: ¿Con qué te animas en los momentos en los que te cuesta más trabajo continuar con tu entrenamiento?

M: Me motiva seguir avanzando. Porque si ya logré un ocho, en la escala del uno al diez, no quiero regresar al cinco. Siempre pienso en sumar, nunca en restar. También pienso en lo mucho que cuesta llegar a donde ahora ya me encuentro y claro que no quiero perder este nivel. Cuando dejas de hacer ejercicio y regresas a entrenar, ves todo lo que perdiste y yo no quiero pasar por esto de nuevo. Hay dos opciones: lo dejas y dices “esto no es para mí” o lo tomas de nuevo y ya no quieres parar.

C+ ¿Cuál era tu objetivo cuando empezaste y cuánto te falta para alcanzarlo?

MC: Al principio no llevaba la cuenta del peso, pero hoy quiero bajar hasta alrededor de los 75 kilos. En este momento he bajado 13.5 kilos…. Ya me falta menos.

C+: ¿Cuál ha sido el mayor obstáculo que has tenido que vencer para alcanzar tu reto?

MC:   Después del sedentarismo, es la parte psicológica y mental, la que más cuesta trabajo;  te acostumbras a levantarte tarde; al cansancio del día y a las desveladas, y la mente te conforta; te dice que no te esfuerces.  Pero cuando tienes una motivación y quieres lograr algo específico, te comprometes con esto y  no dejas de venir. No te pierdes ni una sola de  las clases. Eso me pasó a mi…. Cambié de objetivos y busqué que mi mente se enfocara en otras cosas como las importantes.

C+: ¿Cuál es tu siguiente reto?

MC: Este año quiero correr una carrera de diez kilometros, para empezar y practicar de  una forma más elevada y con mayor nivle el box.

C+: ¿Qué recomendaciones le harías a alguien con el mismo reto que tú?

MC: Que inicien su estilo de vida saludable practicando un deporte y que lo complementen con una rutina; que aprendan a conocer y a escuchar a su cuerpo, que coman lo que deben y que no falten;  porque muchas veces, queremos hacer una rutina o una dieta que no es la que nuestro cuerpo necesita; o nos somos lo suficientemente constantes para alcanzar el resultado.

C+: ¿Qué factor crees que fue clave para el logro de tu reto?

MC: El deporte. Un ejemplo: Cuando jugaba basquetbol, solía entrenar  por mucho tiempo y me di cuenta de que no tenía las suficientes  habilidades. La pregunta que siempre es importante plantearse es “¿qué necesito para lograrlo?”, entonces buscas cómo desarrollar esas habilidades y comienzas a entrenar. El estilo de vida del deporte, te ayuda a tener un reto siempre. Para mí el gimnasio es el complemento de cualquier deporte; pero la verdadera motivación, te la da el deporte en si.  Yo encontré esto en el Box.

C+: ¿Has intentado cumplir este reto antes sin haber tenido éxito?

MC: Ya lo había intentado una vez, hace como dos años en otro gimnasio; pero me hacía falta una motivación mayor. Yo soy más de un deporte, y me gusta que mis rutinas trabajen alrededor  de éste. Por eso, el Box fue para mi, le mejor opción y lo que me dio el ingrediente que faltaba.

C+: ¿Qué compartirias con aquellas personas que están empezando en el camino hacia una vida más saludable?

MC: En primer lugar, que piensen en su salud a largo plazo.  Veo a personas de edades avanzadas con una buena condición, es motivante y si queremos llegar a eso, debemos dejar el sedentarismo. No importa qué actividad sea, el punto es moverse y hacerlo diariamente.

Estamos de acuerdo, el deporte te apoya a tener un estilo de vida que te permite seguir avanzando en tu desarrollo y saca lo mejor de ti. A veces trae consigo un reto grande; pero también te regala   beneficios que ni siquiera pensaste en el momento en el que  empezaste su práctica;  por esa razón resulta muy  satisfactorio.

Le agradecemos a Moíses Castillo por su tiempo y cerramos esta interesante entrevista  invitándote a que te plantees un reto que te motive y sea lo suficientemente significativo para ti, que te invite a alcanzarlo.

¡Muchas gracias!