Blog >

Adquiriendo nuevos hábitos

¡Quiero regresar al ejercicio!

Te compartimos algunas recomendaciones para que recuperes la forma física y vuelvas al ejercicio cotidiano.

1.Tomar la decisión de volver es el primer paso

Hasta los deportistas de alto rendimiento tienen rachas de descanso de las que se tienen que recuperar, así que te invitamos a dar este primer paso.  Después, solo tienes que concentrarte en no rendirte.

2. Poco a poco

Muchos intentan hacer todo lo que no hicieron antes, en un solo día; y luego concluyen, cuando al siguiente día están tan cansados o adoloridos, que ésta no es la mejor idea, sobre todo cuando en realidad, lo que quieren es regresar a una rutina diaria de ejercicio. Lo mejor es empezar poco a poco,  por algo que encuentres cómodo y fácil, e ir aumentando la carga paulatinamente. Si puedes encontrar asesoría para dosificar tu entrenamiento, tu proceso de regreso, será mucho mejor.

3. ¡Sólo por hoy…!

Concéntrate en entrenar sólo cada  día como si fuera el único y no en lo que hiciste ayer o lo que tienes que hacer mañana. Busca variedad y  prueba diferentes cosas cada día. Hacer ejercicio debe ser divertido, entretenido y sobre todo gratificante.

4. Concéntrate en responder ¿por qué si?

La voz interna que te dice “hoy estoy muy cansado”, “mejor empiezo mañana” “está lloviendo” “no me da tiempo”, etc. deberá ser cambiada por todo aquello que te hace ir al gimnasio a entrenar. Por ejemplo, quedar con un amigo de encontrarte en el gimnasio; o probar una nueva clases. Te recomendamos que empieces a ser consciente de los pensamientos que te ayudan, así como de todos aquellos que te detienen e invalidan tu esfuerzo por regresar al ejercicio.

5. Apóyate en tu familia y amigos

No hay nada mejor para la constancia en el entrenamiento, que hacerlo con alguien más. La parte social del ejercicio, tiene un valor inestimable y es un apoyo en verdad grande y gratificante para la constancia necesaria. Encuentra una pareja para el ejercicio y haz un compromiso de entrenar juntos en un horario. También busca socializar con quienes veas alrededor, recordando que la parte social del ejercicio es uno de los componentes más importantes para tu perseverancia.

6. ¡Busca un plan de entrenamiento y síguelo!

La mejor forma de conseguir un objetivo, es hacer un plan detallado de acción, que incluya promesas y compromisos, así como metas específicas y medibles con fechas y estrategias para conseguirlas.

7. Encuentra a un entrenador que te apoye

Contar con dirección especializada, le dará una buena dirección a tu entrenamiento. Un entrenador personal te apoyará a definir metas y objetivos de acuerdo a tu nivel, además de que te enseñará a entrenar con una metodología clara para alanzar tus objetivos.

8. Recuerda que tu actitud es lo que hará la diferencia

Al final de todo, lo más importante es que tengas la actitud correcta para regresar al ejercicio. Si en verdad lo quieres hacer… ¡lo vas a conseguir!, pero para conseguirlo, necesitas pasar por el proceso y llevar a cabo tu plan. Una vez que hayas retomado tu rutina y esta se traduzca en una mejora de tu condición física, te sentirás muy satisfecho y tendrás la sensación de estar haciendo lo mejor para ti.

¡Vamos… tu puedes alcanzar tu reto!


Por: Ana Paula Flores

Entrenadora y Master en Adminisración del Deporte