Blog >

Calculando tus necesidades energéticas

La cantidad de energía o calorías que necesitas para mantenerte sano y fuerte, depende de varios factores:

  • Tu peso,
  • Tu estado físico y tu composición corporal,
  • Tu edad y tu género,
  • Tu rutina diaria,
  • El tipo de actividad física que realizas,
  • Y tus objetivos, sean estos de mantenerte en tu peso, ganarlo o perderlo.

Las necesidades energéticas de cada uno dependen del consumo diario de energía. Este gasto tiene dos componentes:

1.- A la energía que se gasta para mantener las funciones básicas como la respiración o el bombeo del corazón, que se le conoce como “Energía basal”.

2.- Y la otra, que es la que consumimos al estar en actividad física.

¿Para que sirve calcular las necesidades energéticas?

Conocer nuestro gasto de energía puede resultarnos una excelente herramienta sobre todo si lo que queremos lograr es mantenernos en nuestro peso, ganarlo o perderlo.

Lo mejor siempre será que consultemos a un especialista en nutrición, quien podrá darnos un adecuado cálculo de nuestras necesidades energéticas, pero si quieres tener un acercamiento, del cálculo calórico que necesitas para mantener tu peso, puedes usar la siguiente fórmula, que está basada en el peso corporal:

Tabla adaptada de S.Girard Eberle, 2000, Endurance Sports Nutrition (Champaign, IL: Human Kinetics), p.9.

Es importante conocer nuestro gasto calórico para comer conscientemente y sólo lo que necesita nuestro cuerpo. Si ingerimos más kilocalorías de las que necesitamos por nuestra constitución y desgaste físico, subiremos de peso. Lo ideal es establecer una relación entre lo que comemos y lo que gastamos para llegar al equilibrio.

Los especialistas en nutrición dicen, que para una pérdida de peso gradual, se deben substraer de 300 a 500 Kilocalorías por día del total. En el caso contrario, cuando lo que se busca es ganar peso, es necesario incrementar por lo menos 500 calorías a la ingesta de alimentos por día en total.

Toma nota. La mayoría de los atletas tienen necesidades mínimas de entre 1,800 y 2,000 kilocalorías por día, aún cuando lo que se busque sea bajar de peso. Una ingesta menor a las necesidades calóricas, puede acarrear problemas de salud poco deseables, incluida la pérdida de masa muscular y el incremento del riesgo de contraer enfermedades.

Por: Carmen Gómez Alcalá
Experto en Fundamentos del Deporte