Blog >

Adquiriendo nuevos hábitos

NUTRICIÓN

Cuando se trata de comer, todos tenemos hábitos muy arraigados. Pese a que muchos hábitos de alimentación los adquirimos desde que éramos niños, no significa que sea demasiado tarde para cambiarlos.

En este artículo nuestra nutrióloga Nayeli Márquez nos da varias recomendaciones para mejorar nuestros hábitos de alimentación:

1. Elabora una lista de lo que comes.

2. Marca las acciones de la lista que estén causando que comas más de lo necesario.

  • Comer muy rápido o con prisa
  • Comer cuando tienes demasiada hambre
  • Comer de pié
  • Comer porque lo tienes en frente
  • Saltarte alguna comida
  • Dejar pasar mucho tiempo sin comer

3. Elabora una lista de factores  "desencadenantes" que te impulsan a comer: 

  • Abrir un cajón y encontrar tu “snack” favorito.
  • Sentarte a ver la tele o aprovechar un momento de ocio
  • La ansiedad, la soledad o las penas
  • Las reuniones con amigos o la comida en restaurantes
  • Las situaciones estresantes o de demasiada presión
  • La aburrición o el cansancio

4. Anota cuáles de estas acciones estás decidida a iniciar:

  • Comer despacio
  • Masticar los alimentos por más tiempo
  • Tomarte el tiempo necesario y suficiente para comer sanamente
  • Planificar tus comidas tanto en horario, como en contenido
  • Incluir todos los grupos de alimentos
  • Cuidar que tu ingesta diaria tenga variedad de colores y sabores
  • Eliminar la comida basura de tu dieta
  • Evitar los excesos

5. Piénsalo con detenimiento:

  • ¿Por qué estoy comiendo lo que como?
  • ¿Desde cuando comencé a hacerlo?
  • ¿Qué necesito cambiar?

"Somos el resultado de lo que hacemos repetidamente. La excelencia entonces, no es un acto, sino un habito." 

Aristóteles

No pienses que un error arruinará todo un día de hábitos saludables. ¡Tú puedes lograrlo!

Si deseas más información al respecto, acércate al consultorio de nutrición en donde podemos diseñarte un plan de alimentación personalizado adecuado a tus necesidades.