Blog >

Es más fácil subir un escalón a la vez, que querer subir toda la escalera con un paso

La entrevista

Es más fácil subir un escalón a la vez, que querer subir toda la escalera con un paso

C+: ¿Háblanos un poco de quién eres?:

Mi nombre es Gerardo Estrada y tengo 25 años. Soy estudiante de administración en la UA y además soy ingeniero en computación. Trabajo por mi cuenta y voy a la escuela. Soy soltero y no tengo hijos.

C+:¿Cuéntanos cómo es tu rutina diaria?

Me levanto alrededor de las 7-8 de la mañana, desayuno y me voy a la escuela o a trabajar dependiendo del día. A las 4:00 de la tarde me voy al club y hago 45 minutos de cardio y mi rutina de pesas. Mi horario es muy flexible por lo que a veces puede cambiar mi rutina. Entreno 5 días de la semana durante 2 horas.

C+:¿Desde cuándo eres usuario de Club C+?

Desde enero de 2016 porque me puse como propósito de año nuevo, bajar de peso. El primer día hábil del año, me inscribí y no lo he dejado de venir desde entonces. Tenía el objetivo de ponerme en forma, porque me sentía ya muy mal con el peso que tenía.

 

C+: ¿Cuéntanos de este gran objetivo que lograste?

Todo empezó a principio del año, cuando me propuse bajar de peso y me inscribí al club, con una meta muy clara de cuanto quería bajar y como quería hacerlo. Hoy, he bajado 23 kilos; pesaba 120 kg. y ahora estoy en 95 kg.

 

C+:¿Descríbenos lo que hiciste y cuál fue tu clave para el éxito?

No sabía muy bien como lograrlo, así es que me acerque con Nayelli (la nutrióloga del club). Ella diseño mi plan de alimentación, incluyendo cosas que me gustaba comer. Pensaba que era muy difícil, pero resulta que hasta como un poco más que antes, pero de mejor manera y con más equilibrio. Tomo un buen desayuno, como dos colaciones, una a media mañana, y otra a media tarde y, ceno algo más ligero. Además complementé mi plan de alimentación con una buena rutina de cardio, para quemar grasa y, una rutina de pesas para ganar masa muscular.

 

C+: ¿Qué crees que hizo que lograrás tu objetivo?

La dieta sobre todo. Comer de todo pero más balanceado y con medida; así no me quedo con hambre. Al principio pensaba que era muy difícil lograr hacerlo,  pero  le fui entendiendo y mi organismo se fue adaptando a esto de la dieta y el ejercicio.

 

C+: ¿Por qué crees que algunas personas no logran bajar de peso?

Porque no cambian su mentalidad, que es lo más importante; sin eso, no puedes  lograr nada. Tal vez le tienen miedo a las dietas y, creen que se van a “privar” de muchos de sus gustos. Pero creo que lo importante es informarse bien, hacerlo y con eso,  darte cuenta de que es más fácil de lo que parece.

 

C+: ¿Qué le recomendarías a la gente que tiene un objetivo similar al tuyo?

Que se decidan a llevar una vida saludable. Lo más importante es decidirlo, informarse bien y hacerlo; ¡Verán que si pueden!. Además se van a sorprender de que van a poder seguir dándose sus gustos. También les recomiendo que dividan sus objetivos grandes, en unos objetivos más pequeños, semanales y hasta por días y por hora. Por ejemplo mi primer objetivo fue venir al club 5 días de la semana. Yo creo que es más fácil un escalón a la vez, que querer subir toda la escalera con un paso.

C+: ¿Qué sigue para ti, cuál es  tu siguiente objetivo?

Quiero hacer una carrera. Me gusta mucho correr y, ahora que entreno bastante en cardio, me he dado cuenta de que puedo subir el ritmo, y de que ya se me hace mucho más fácil. Además, me encanta correr con música y sobre todo, con rock en español…  y los héroes del silencio.

 

C+: ¿Te gustaría agregar algo más?

Les recomiendo mucho tomar en serio este objetivo. ¡Yo me siento increíble!, ¡ahora todo es diferente!. También juego futbol… y antes, a los 10 minutos ya me casaba.  Ahora aguanto todo el partido completo tranquilamente. No es de la noche a la mañana, pero vale la pena.

Había intentado bajar de peso muchas veces, pero no cambiaba mi actitud. Verme como estaba el año pasado, fue lo que detonó todo. No me quedaba la ropa que me gustaba;  ¡eso era terrible! y me dije, ¡ya no más!. Mi familia fue un gran apoyo, sobre todo mi mamá, que me acompaña al gimnasio. Mis amigos que no creían en mi al principio, ahora son los que me están pidiendo la receta.

Me apoye en algunas aplicaciones para entrenar. Mi reloj me ayuda a medir mi frecuencia cardiaca, y el tiempo de actividad;  los pasos, los km y  las calorías. Me pone una meta de pasos y  es como en un videojuego, hay que lograrla.

Cuando los días sean realmente difíciles, les recomiendo que se tomen el día libre; pero llega un momento, en el que te vas acostumbrando, y ya no recurres a esas coas. Ahora yo, no puedo faltar al club. Hasta yo  mismo me sorprendo de la fuerza de voluntad que ahora tengo.

Este cambio definitivamente transformó varios aspectos de mi vida también. ¡Gracias!