Blog >

Alimentación en el verano

El verano ya está aquí y también las bien merecidas vacaciones que tanto esperábamos. El problema es que a veces también a  las vacaciones, se convierten en esa época que se presta para los excesos y en la que la alimentación correcta también entra en receso.

Nos gustaría que vieras que las vacaciones también pueden ser una buena ocasión para empezar a comer correctamente. Durante ellas, no debería haber pretexto para no preparar la comida en casa, o para hacer ejercicio; de hecho, HAY TIEMPO DE SOBRA para todo esto, así es que “manos a la obra”…,  utilicémoslo en favor de nuestra salud.

Te presentamos unos sencillos trucos para evitar ganar esos kilitos de más durante ésta época y buscar un cambio de hábitos en esta temporada de vacaciones.

APROVECHA LOS PRODUCTOS DE TEMPORADA

En el verano, la variedad de frutas y verduras frescas que podemos encontrar es mucho mayor a la de otras épocas. Esta es una buena oportunidad para variar los sabores de nuestros alimentos y hacer combinaciones creativas en nuestros guisos y ensaladas. Además, las frutas y verduras son ricas en agua, por lo que resultan una opción refrescante para estos días de calor.

En cuanto a las ensaladas, evitemos convertirlas en un plato pesado y con muchas calorías añadiendo cantidades exageradas de aderezo, que además de  tener muchos conservadores, son generalmente fuente de grasas dañinas y de demasiado sodio. Una manera saludable de mejorar el sabor de las ensaladas son las vinagretas que además de ser nutritivas, se pueden elaborar fácilmente en casa.

INVIERTE TIEMPO AL COMER

Durante las vacaciones, normalmente tenemos mas tiempo libre, por lo cual, además de aprovecharlo para cocinar nuestros propios alimentos, también podemos dedicar más tiempo al ritual de comer. Se ha comprobado que masticar despacio mejora nuestra digestión y evita que comamos en exceso. El estómago se tarda 20 minutos en avisarle al cerebro que ya está satisfecho y que por lo mismo, debe liberar las hormonas de la saciedad, es por esto, que comer despacio ayuda al estómago a mandar la señal de satisfacción.

MANTENTE HIDRATADO

Las altas temperaturas y los climas secos hacen que aumente la cantidad de sudor y que la piel se deshidrate más rápido, aumentando nuestras necesidades de hidratación. En consecuencia, es importante tomar agua constantemente, sobre todo si visitamos lugares muy calurosos y si nos ejercitamos en el sol. Recuerda que las bebidas azucaradas como los refrescos, jugos, o el té helado embotellado, contienen enormes cantidades de azúcar que pueden favorecer  la deshidratación prematura. Así es que es más recomendable, beber agua simple, té o infusiones hechas en casa, y/o consumir alimentos con buena cantidad de agua como la lechuga, el pepino, la sandía, el jitomate, los cítricos como el limón, la naranja, la piña, el germen de alfalfa, el apio, los champiñones, etc.

REGULA TU TEMPERATURA CORPORAL

Comer con especias, picante y  consumir bebidas calientes, promueve la sudoración corporal. Sudar es un mecanismo que utiliza el cuerpo para mantener estable la temperatura del cuerpo. Así es que si comemos  picante, especias y cualquier otro alimento que tenga compuestos como la capsaicina,  provocarán en nuestro cuerpo la sensación de calor y, como resultado, desatarán la sudoración, que a su vez hará que el cuerpo se vaya refrescando poco a poco. Siguiendo ésta lógica, el consumo de bebidas calientes como el café provocan el mismo mecanismo.  Cuida de no consumir demasiado de estos condimentos o bebidas e infusiones, para evitar la deshidratación o la sudoración excesiva que en ocasiones puede ser molesta.

¡Aprovechemos éstas vacaciones para cuidar de nuestra salud!

No olvides evitar excesos y realiza actividad física!

Por: L.N. Melina Flores Alvarado

Nutrióloga de C+ Churubusco

FUENTES CONSULTADAS

http://healthland.time.com/2013/06/15/surprising-foods-that-toy-with-body-temperature/

https://www.uam.es/personal_pdi/medicina/algvilla/fundamentos/nervioso/termorregulacion.htm