Blog >

En sus marcas, listos? ¡Fuera!

-->
-->
¡Ya lo decidiste! Vas a empezar un entrenamiento para correr. Estás física y mentalmente preparado para empezar a correr y, sea cual sea la distancia que vayas a correr, hay varias cosas que te recomendamos hacer para que puedas empezar  tu entrenamiento.

Consigue el ?Outfit? o vestimenta necesaria
Hay varias cosas que son importantes sobre la ropa para correr; empecemos de la cabeza a los pies. Cuando se trata de correr fuera del gimnasio, es importante utilizar gorra si es que hay sol, o en el caso del invierno, muchos corredores utilizan un gorro para protegerse del frío. En cuanto a las playeras, las mejores para correr son las que tienen tecnología Dri Fit o Clima Cool, las cuales se secan rápido impidiendo que el sudor afecte el rendimiento o la salud. Pasando a la parte inferior del cuerpo, hay 3 tipos de prendas: los shorts, licras o pants. En cuanto a las piernas,  la prenda depende del gusto de cada persona y del clima. Las licras para correr ofrecen protección para el clima frío, evitan lesiones por músculos fríos y sostienen bien a la pierna. Algo  que debes tener  en cuenta sobre la ropa para correr, es que el algodón puede ser tu peor enemigo; ya que este absorbe el calor y el sudor y lo pega al cuerpo constantemente haciendo que se vuelva muy incómodo.

La otra parte importante de tu vestimenta de correr, son los tenis. Es importante que te realices una prueba de la pisada ya que cada persona es diferente. Existen tres tipos de pisada: pronador, supinador y neutral. En la pisada de pronador, el pie gira hacia dentro y hacia abajo; en la pisada de supinador, el pie gira hacia fuera y hacia arriba; y en la pisada neutral, el pie no gira hacia ningún lugar. Algunas tiendas deportivas cuentan con una prueba para que puedas descubrir que tipo de pisada tienes. Te invitamos a leer este artículo para más detalles: http://cmasclub.blogspot.mx/2012_06_01_archive.html

Empezando?
Es normal sentirse extraño durante las primeras semanas desde que empezaste a correr, inclusive si ya has corrido en el pasado y vas a empezar de nuevo. Empieza cada entrenamiento con buena actitud y pensamientos positivos. La mejor forma de garantizar el éxito en la carrera, es disfrutarlo y terminar la mayoría de los entrenamientos sintiéndote bien. Así que mejor trata de correr y pasarla bien mientras lo haces, en lugar de llegar hasta el punto en el que te sientas exhausto.
 
Escucha a tu cuerpo
Si empiezas a sentir dolores que no se quitan después de un par de días, es tiempo de empezar con la recuperación activa y optar por actividades de menor impacto como la bicicleta, la elíptica o la natación. En la mayoría de los casos, los dolores pequeños se curan con un poco de reposo y rehabilitación. El dolor también puede ser una señal de que estás entrenando de más y de que debes  bajar el ritmo. Disminuye un poco la carga de tu entrenamiento y verás como te sientes mejor.

Correr es como la vida: habrá entrenamientos muy divertidos, otros más difíciles y habrá otros que te harán aprender. Lograrás más si entrenas lo que debes entrenar ese día sin tomar en cuenta como te sientes. Te darás cuenta de que eso cambia a lo largo de la sesión de entrenamiento.

Consigue un compañero
La mejor herramienta para evitar perder entrenamientos, es tener un compromiso fijo con alguien. Consigue un compañero con quien puedas entrenar, que tenga los mismos horarios que tu y que quiera realizar el mismo tipo de entrenamiento. Esto además, ayudará a que tus sesiones de entrenamiento sean más divertidas y fáciles de seguir.

Cualquier duda, consulta con un entrenador especialista y te deseamos mucha suerte.