Blog >

Puntos importantes sobre tus zapatos de entrenamiento


Los tenis son de los accesorios más importantes para el entrenamiento. Es primordial que te tomes un tiempo para elegirlos y que leas e investigues un poco al respecto, antes de que tomes una decisión de compra de este importante accesorio. Los tenis que elijas no sólo afectan la forma en la que luces cuando entrenas, sino también tu rendimiento, como te sientes durante el entrenamiento y puede ser un punto clave para reducir lesiones comunes como las de rodilla. A continuación te daremos algunos puntos que debes tomar en cuenta para elegir tus tenis de entrenamiento.

Lo primero es realizar una prueba para conocer tu tipo de pisada. Esta prueba es muy sencilla y puedes realizarla inclusive en algunas tiendas deportivas, si no te es posible hacerla con un especialista.  Hoy en día, existen en el mercado tenis especiales para los diferentes tipos de pisada y, por lo mismo, es importante que conozcas las características del que debes elegir.

Cómpralos por la tarde. Al hacer ejercicio, los pies se hinchan un poco, así es que si  compras tus zapatos deportivos por la tarde, después de todo un día de actividad normal, los pies estarán igual que si hubieran realizado tu rutina deportiva. En muchos casos, debes usar medio número más en tus tenis, que el que usas en tus zapatos normales. Además, lleva puesto el mismo tipo de calcetines que vas a usar cuando entrenes. Camina un poco con ellos en la tienda, y si te es posible, utiliza una caminadora para correr un poco y probarlos.

Toma en cuenta otros aspectos además del color, la marca o si están de moda. Muchas veces, los tenis de moda no son los de mejor tecnología, o los más adecuados para tu tipo de pisada. Lo que debe determinar tu elección en el calzado, es tu tipo de pisada y tus requerimientos de estabilidad, amortiguación y liviandad, teniendo en cuenta tu peso corporal y el tipo de terreno donde los usas normalmente.

Cambia tus tenis regularmente. La mayoría de las personas cambia sus tenis hasta que ya están muy rotos o desgastados, lo cual es un error. Un par de tenis, sobre todo si son para correr, tiene una vida útil de entre los 800 y los 1000 kilómetros. Aproximadamente de 4 a 5 meses, si corres entre 8 y 10 kilómetros por 6 días de la semana. Después de este tiempo, su plataforma de amortiguación ya no estará dándote el soporte adecuado. Un buen indicador para saber que necesitas cambiarlos, es cuando la suela está arrugada por los costados. Toma en cuenta que el gasto de una lesión, puede ser mucho más alto que el de cambiar tus tenis regularmente.

Nunca pruebes unos tenis antes de una carrera o de un entrenamiento de distancia. Al igual que con los zapatos normales, tus pies tienen que acostumbrarse a un par de tenis nuevos y esto a veces implica un poco de dolor, ampollas o incomodidad. Si tienes alguna de estas molestias durante una carrera o entrenamiento de distancia, tu desempeño puede no ser el mejor. Siempre prueba tus tenis durante  los entrenamientos cotidianos o diarios.

Utiliza más de un par de tenis. Lo normal es utilizar un tenis para el entrenamiento y otro para las competencias, para las carreras y  los eventos especiales. Estos tenis normalmente tienen una suela un poco más delgada y son mucho más ligeros.