Blog >

El Segundo Aliento



Qué difícil es iniciar el entrenamiento cardiovascular no importando si es en la elíptica, en la caminadora o en la bicicleta. Lo que quieres antes de empezar es que ya se acabe ¿cierto? En los primeros 3 a 5 minutos de haber iniciado tu entrenamiento, vienen a tu mente pensamientos como ?no puedo más?, ?¿quién me mandó??, ?no tengo necesidad de probarle nada a nadie?,  ?¿cómo voy a llegar hasta el final?? ?no doy más?,  etc. De pronto ya pasado este proceso de adaptación, el cuerpo logra una fase estable donde experimentamos un estado de normalidad. Este fenómeno esta determinado por una disminución en la producción de ácido láctico, que es la sustancia que provoca el cansancio en nuestro organismo. Este proceso en el que cuando empiezas a entrenar experimentas cansancio durante los primeros  3 a 5 minutos, para de ahí pasar a una recuperación repentina de la energía y la motivación para continuar, es llamado  "El Segundo Aliento". Dicho fenómeno suele presentarse durante el desarrollo de ejercicios particularmente fuertes, pero sobre todo prolongados y de resistenca. En ciertas personas la sensación de alivio que acompaña al "segundo aliento" es muy acentuada, mientras que en otras puede ser tan vaga que pasa inadvertida. 

Es importante que conozcas este aspecto de nuestra fisiología, para que no te detengas y sigas adelante buscando los beneficios que trae consigo el entrenamiento cardiovascular cotidiano:

·      Disminución de la frecuencia cardíaca durante la realización de una actividad física moderada. Es decir hacer ejercicio cardiovascular frecuentemente incrementará tu resistencia al esfuerzo.
·      Disminución de la  frecuencia cardíaca en reposo, que se traduce también en mejor salud de tu corzón.
·      Incremento en  la capacidad pulmonar y cardíaca.
·      Incremento del flujo sanguíneo muscular, con lo que llega más sangre (y por lo tanto más oxígeno y nutrientes) a los tejidos.
·      Se reduce el riesgo de padecer hipertensión arterial, ataques de corazón,  y otros padecimientos cardiacos.
·      Baja de peso.

Por lo anterior, resiste esos  3 a 5 minutos de pensamientos devastadores, ahora que sabes que después de este pequeño esfuerzo, aflora tu fuerza para soportar de 30 a 40 minutos de actividad física que te  traerá grandes beneficios. 






 Por Fabian Raya Rizo
Entrenador Deportivo con especialidad en Deportes con Raqueta. 
Entrenador de la Selección del D.F. de Pelota Vasca, Secretario de la A.F.D.F.