Blog >

El poder de la actitud

 
La depresión y la tristeza pueden hacer que tu vida sea más corta, así como la felicidad es un tónico maravilloso para prolongarla.
Los expertos en la salud consideran que el cuerpo y la mente están muy relacionados. Lo explican a través de comentar que la mente ?nuestros pensamientos, memorias, sentimientos, etc.- tiene poder sobre el cuerpo.  La sensación de quienes somos y nuestra posición en nuestro entorno, junto con todo lo que viene atrás de esto para crear nuestra realidad, tiene una poderosa influencia en nuestro bienestar y puede describirse científicamente a través de impulsos eléctricos y reacciones bioquímicas.
Debido a todo esto,  los médicos han  concluido que el estado mental y físico de las personas se afecta a si mismo de manera profunda.  Las enfermedades físicas son las que de alguna manera provocan algunos desequilibrios en el sistema nervioso, así como las personas que padecen enfermedades mentales, son más vulnerables a los padecimientos físicos.
La buena noticia es que esta espiral funciona en ambos sentidos; un estado de optimismo y una buena salud mental y psicológica, también contribuyen a la salud corporal y física y viceversa.
 
La cadena del estrés:
1.     EL ESTRÉS SE INICIA EN EL CEREBRO. Cuando detecta una preocupación o alteración de la persona, numerosas estructuras se ponen en acción e intercambian información hasta enviar señales que se perciben en todo el cuerpo para prepararlo  a reaccionar.
2.     EL CUERPO SEGREGA HORMONAS. Las glándulas reaccionan a estas señales de alerta segregando adrenalina, que provoca que el corazón lata más rápido y que los riñones trabajen más para llevar oxígeno a todo el cuerpo. Así mismo, se tensan los músculos y se afinan los sentidos preparándose para la acción.
3.     ESTAS HORMONAS PUEDEN CAUSAR DAÑOS SIGNIFICATIVOS. Si el peligro pasa, todo regresa a la normalidad, pero si el estrés es muy cotidiano, puede causar daños significativos. Un estado de bajo estrés, mantiene en niveles bajos las secreciones glandulares y deja trabajar mejor al sistema inmunológico, evita la pérdida de masa muscular, mejora las funciones reproductivas e incrementa la memoria.
QUE PODEMOS HACER PARA EVITAR EL ESTRÉS. No hay nada malo con que tu cuerpo se alerte para responder cuando así lo requiere, pero no debe vivir así constantemente. ¡Relájate! tu corazón te lo agradecerá.
 
Acciones antiestrés:
- Terapias alternativas que van desde un plan alimenticio balanceado y ligero, hasta tratamientos corporales generales.
- Tratamientos médicos no invasivos y con técnicas modernas de estimulación magnética.
- Terapias y sesiones con especialistas y las combinaciones de tratamientos médicos y psicológicos han mostrado tener excelentes resultados. 
- Otros remedios funcionales como la meditación, el entrenamiento de la mente y del cuerpo al unísono, han probado su eficacia en bajar los niveles de estrés. 
 
El peligroso estrés.
El estrés crónico que muchas personas experimentan por llevar un estilo de vida agitado y cumplir con sus obligaciones, puede desatar una producción alterada de hormonas que son bien empleadas en el corto plazo, sin embargo, por periodos prolongados puede ser tóxicas para el organismo.
 
Solo di Om?
Y para finalizar este tema, les recomendamos la práctica del Yoga y el Tai Chi. Hoy en día, miles de personas los practican diariamente,  ¿por qué?, simplemente porque funcionan y te hacen sentir mejor.
¡Pruébalos!
 
Por: Carmen Gómez Alcalá
Experta en fundamentos de Fitness.