Blog >

Cómo armar un lunch saludable

 
Según datos del ENSANUT (Encuesta Nacional de Salud y Nutrición), uno de cada tres adolescentes de entre 12 y 19 años presenta sobrepeso u obesidad. En niños de edad preescolar, el sobrepeso y la obesidad ascendió a un promedio del 26% para ambos sexos, lo cual representa más de 4.1 millones de escolares con este problema.
 
La principal causa de este padecimiento son los malos hábitos y, conforme van creciendo los niños la historia va siendo diferente:
 
- 3-6 años: Copian patrones de comida. Ganan aprox. 2-3 Kg. por año, aumentan de estatura de 4-6 cm por año y reducen grasa subcutánea.
- 6-10 años: Seleccionan ya sus alimentos fácilmente. El crecimiento empieza a ser más lento pero prolongado.
- A partir de los 10-11 años: las niñas empiezan a ganar grasa corporal para la preparación de su adolescencia. Las niñas crecen más rápido y los niños crecen más lento pero por más tiempo.
 
Dieta: Proviene de ?diario? y debe tener ciertas características para ser saludable.
 
El Plato del Bien Comer es una guía de alimentación para México, es un gráfico donde se representan y resumen los criterios generales para orientar a la población sobre una dieta correcta con opciones prácticas y respaldo científico, que pueda adecuarse a sus necesidades y posibilidades.
 
 
Dieta completa
Una dieta completa es aquella que incluye al menos un alimento de cada grupo en cada tiempo de comida principal (desayuno, comida y cena).
- Dieta equilibrada
- Dieta suficiente
- Dieta Adecuada
 
A continuación de mostramos algunos ejemplos de un lunch saludable para diferentes grupos de edad:
*Las porciones son aproximadas y los requerimientos varían dependiendo del niño.
 
5 tips para un lunch saludable
1.      Organiza tu refrigerador de tal manera que los alimentos sanos sean accesibles para todos.
2.     Utiliza varios colores y sabores.
3.     Haz diferentes figuras con la comida para hacerla más divertida.
4.     Utiliza personajes famosos y conocidos para tus hijos para decorar la comida.
5.     Involucra a tus hijos en la preparación de su lunch.