Blog >

?Las tan esperadas vacaciones!!



Por: Carmen Gómez Alcalá
Experta en fundamentos de Fitness.


Las vacaciones son para descansar de la rutina habitual de trabajo, pero ten cuidado, porque también son épocas de tentaciones, elegantes comidas fuera, abundantes almuerzos dominicales, reuniones familiares y todos los pretextos para romper con tus hábitos saludables y con el equilibrio que finalmente has logrado.

He aquí unos sencillos consejos para que disfrutes de tus vacaciones y te centres en una diversión más activa:

-       Reúnete con tus seres queridos. Las vacaciones siempre son un buen momento para reunirse con la familia y lograr momentos de calidad y convivencia. Si planeas que estos momentos se lleven a cabo en entornos de aventura y diversión activa, lograrás vivencias diferentes que perdurarán en tus recuerdos para siempre.
-       Cuando la comida significa amor. Una razón por la cual las vacaciones son difíciles, es porque casi en todas las culturas la comida implica una manera de demostrar amor. Significa recompensa, consuelo, cariño, etc. El simple acto de ofrecer comida a alguien, es una forma de mostrar afecto y es por esto que en las vacaciones, esto es  algo de lo que nos tenemos que cuidar. Analiza la función que desempeña para ti la comida y busca alternativas más saludables para cumplir con esta función.
-       Practica el arte de decir ?No, gracias?.  Decir que no es una práctica que hay que aprender, sobre todo porque debes cuidarte de no herir susceptibilidades. Es importante aprender a lidiar con la insistencia bien intencionada, pero a veces tan complicada, que nos lleva a romper hábitos saludables que nos cuesta trabajo seguir.  De vez en cuando decir ?No? te llena de fortaleza para seguir adelante y no flaquear ante las tentaciones que nos desvían del camino de la salud.
-       Cuídate de los excesos. Cuando te sientes a la mesa con tus amigos y familiares, o cuando decidas aprovechar un momento de esparcimiento y diversión, cuídate de no llegar a los extremos.
-       Mímate de muchas maneras. Haz una lista de alternativas y actividades que tengan por objeto el mimarte. Recompénsate con 5 minutos de tranquilidad, escucha tu música preferida en un lugar apacible y solitario, date un baño de tina o hasta busca un spa para tomar un masaje relajante. No hay nada como un momento de ?apapacho? contigo mismo.
-       Sobre todo, ten un plan. Las rutinas y la dinámica familiar cambia con las vacaciones, pero esto no significa que tienes que dejar todo a un lado. Quizá ya tengas planes para estas vacaciones, pero antes de ponerte en marcha, piensa con anticipación. Escribe un horario, planea los sitios para tus comidas, date un momento para ejercitarte, cuida de tus horas de descanso y aprovecha también estos momentos para convivir con tus seres queridos. ?Todo cabe en un plan si lo sabes acomodar?.
-       Escoge actividades divertidas. El tiempo libre ofrece una oportunidad única de conocer nuevos sitios, incluso si no sales de tu ciudad. Aprovecha este momento para invitar a tu familia a salir de excursión, a dar un paseo en bicicleta, a recorrer la ciudad a pie, a practicar deporte juntos o hasta inclusive para jugar con el perro al aire libre. Todo aquello que te ponga en acción física, te redituará en un mejor bienestar estas vacaciones.
-       Escoge siempre una buena compañía. Un poco de aliento ayuda; incluso tener un acompañante para dar vueltas a la manzana puede ser un buen aliciente. Un hombro en el cual recargarse cuando las cosas salgan mal. Una dulce compañía para reír y divertirse juntos pueden ser, lo que la sal a la comida, una manera de darle a las vacaciones un toque muy especial.

Pero sobre todo, disfruta?
 
Divertirse es fácil durante las vacaciones, pero si no eres capaz de soltar las preocupaciones y las tensiones de tu vida laboral, quizá olvides la idea de que las vacaciones son también para recargar tu energía. Estar activo físicamente en vacaciones también te dará la oportunidad de relajarte y de disfrutarlas más. 
¿Por qué insistimos en  que debes mantenerte activo en tus vacaciones? Porque la actividad física te apoyará en gran medida a que te recuperes de la rutina cotidiana y a que tu energía fluya mejor.

¡Estas vacaciones, tírate al piso y  juega con un niño, siéntate a ver un programa cómico, sal y mira el atardecer. Busca pequeñas formas de llenarte de alegría y eliminar el estrés y sobre todo, aprovecha esta oportunidad para ser feliz!!