Blog >

Ser Mujer hoy. El reto del equilibrio


Productivas, alegres, proactivas, serviciales, amorosas, solucionadoras de conflictos, sanadoras de almas, curanderas? cuántos milagritos nos cuelgan a las mujeres.
La verdad es que nos encanta ser merecedoras de tantos atributos, más también hay que reconocer que  en ocasiones cuesta trabajo cargar tantas medallas.
Algo muy cierto es que estamos hechas, tanto física como mental y hasta socialmente, para abarcar y desarrollarnos con éxito en muchos ámbitos a la vez; más esto no significa que no experimentemos cansancio físico, mental y emocional.
El riesgo de este modelo de vida es que el precio que pagamos pueda ser muy alto si no sabemos recargar y mantener nuestra energía vital.  Es muy importante que mantengamos como prioridad el autocuidado, escuchando y haciéndonos cargo de nuestras propias necesidades tales como el descanso,  el ejercicio, la buena alimentación, los chequeos médicos y porque no, unos merecidos ratos de esparcimiento o de meditación que nos ayuden a refrescar nuestra mente para poder seguir con nuestras responsabilidades.
La fuerza de vida radica en el equilibrio que tengamos, en como acomodemos este sin fin de tareas y roles, sin descuidar lo importante y sin dejar de hacer lo que nos gusta.  Esto es hacer el camino disfrutable.
El agua, la música y el oxígeno son elementos que nuestro cerebro aprecia enormemente, de tal forma que cuando hacemos una buena rutina de ejercicio ?por ejemplo una clase grupal- , se relaja y descansa.
Pensemos en el cuento de la gallina de los huevos de oro, que para quienes no lo ubiquen trata de una gallina especial que un buen día comenzó a poner estos extraños huevos, ¡De oro!.  El dueño, en  una noche de ambición la mata, pensando que así podría sacarle de un jalón todos los huevos que tuviera? La moraleja es cuidar a aquellos que son capaces de brindar cosas valiosas. 
Pensamos mucho en la familia, en el trabajo, en la gente cercana. También es justo y muy necesario pensar en nosotros como un acto de amor propio y de amor a quienes nos aman y necesitan de nuestro amor.
Por eso queremos aporvechar este mes de las mamás para pedirles a todas que se cuiden mucho. Porque las queremos y las queremos ver siempre bien para tener tiempo de disfrutarlas y de regresarles aunque sea un poquito de lo que nos han dado. ¡Muchas gracias mamás de C+ y felicidades a todas ustedes!

Por Claudia Martínez 
Maestra en Desarrollo de Potencial Humano