Blog >

Evita lesiones

 
Desgraciadamente las lesiones son susceptibles en el gimnasio. La causa normalmente es un programa de entrenamiento mal llevado, el hacer más de lo que somos capaces, no calentar bien, etc. Hay muchos aspectos que debes tener en cuenta para que evitar una lesión que pueda interrumpir entrenamiento por días, semanas o hasta meses.
 
 
Estar consiente de que todas las partes del cuerpo pueden lesionarse sin importar la edad o el nivel de entrenamiento de la persona, te mantendrá alerta para evitarlas. A continuación te damos algunas recomendaciones importantes para evitar lesiones:
 
1.     No olvides calentar tu cuerpo antes de iniciar el ejercicio y enfriarlo al terminar.
2.     No te exijas de más. Conoce tu cuerpo y entrena dentro de tus capacidades y los rangos de movimiento de tus articulaciones.
3.     Lleva un proceso de entrenamiento y no te desesperes. No te saltes pasos, ni te adelantes en el progreso si aún no estás list@.
4.     Asesórate con diferentes expertos. Un médico, un entrenador, un nutriólogo, etc. ellos mejor que nadie te podrán decir qué hacer y qué es mejor para ti.
5.     Utiliza ropa y calzado deportivoadecuado.
6.     Infórmate. Lee y estudia sobre las tendencias de entrenamiento y ejercicio.
7.     Lleva un estilo de vida saludable. Duerme y descansa lo suficiente y come nutritivamente. No tomes de más y no fumes.
8.     No te automediques. Si tienes algún dolor o padecimiento, consulta inmediatamente al médico.
9.     Descansa. Procura descansar un día a la semana para que tu cuerpo se recupere completamente.
10.  Ten cuidado. Concéntrate en lo que estás haciendo, vigila que el equipamiento que uses esté en buen estado y que la zona esté libre de obstáculos.
 
Frío o Calor
 
 
En lesiones que presenten inflamación, debes colocar hielo lo antes posible en la parte afectada. Esto ayudará a desinflamar.
En lesiones o dolores crónicos, lo mejor es aplicar calor para que haya una mayor irrigación sanguínea en la región afectada.
Las lesiones musculares tardan casi lo mismo en recuperarse (de 4 a 6 semanas) y dependiendo del grado de la lesión se diagnostica una rehabilitación diferente. Muchas de las lesiones más comunes se presentan por falta de fuerza; es decir que los músculos, tendones y ligamentos se pueden lesionar cuando están débiles para el ejercicio, por esto es fundamental el fortalecerlos con una rutina adecuada. Los huesos se pueden debilitar por lesiones como la osteoporosis. Las articulaciones se lesionan cuando los músculos y ligamentos que las estabilizan están débiles.
 
Consulta a tu médico, él es el único indicado para evaluar que rutina de ejercicios es recomendable para tu bienestar.
 
Por: Ana Paula Flores
Master en Administración y Tecnología del Deporte