Blog >

5 razones para contratar a un entrenador personal


La mayoría de nosotros llegamos al club con objetivos muy claros y una expectativa de lo que queremos lograr; sin embargo, en algunas ocasiones nos frustramos por no conseguir lo que queremos en el tiempo y forma. Es normal necesitar un poco más de ayuda que la que se puede conseguir a través de las rutinas generales establecidas por el club ya sea en clases, o en los diferentes dispositivos informativos que tiene el club. A continuación te compartimos algunas razones por las que te puedes beneficiar si tu rutina de entrenamiento, es personalizada por alguno de nuestros expertos.

1.     Te ayudará a definir y alcanzar tus metas y objetivos.
Muchas veces nos fijamos metas y/u objetivos que son un poco lejanos a nuestra realidad o que requieren una inversión de tiempo y de esfuerzo que no estamos en las posibilidades de invertir. Por ejemplo, muchas personas quieren bajar 10 kilos en un mes, objetivo que no es ni saludable y es muy difícil de alcanzar en ese periodo de tiempo.
Un entrenador personal te podrá ayudar a definir objetivos alcanzables, medibles, específicos, realistas y basados en el tiempo. Todo esto es muy importante para que al final tengas un sentido de logro y puedas plantear el siguiente objetivo.

2.     Aprenderás a entrenar con método.
Si es la primera vez que estas en un gimnasio, es común no conocer la técnica correcta o la forma de utilizar los aparatos del gimnasio; inclusive la secuencia ideal para realizar los ejercicios que te propones hacer. Los entrenadores del gimnasio tienen como labor vigilar el uso de los aparatos y el entrenamiento de todas las personas que están en ese momento en el club, pero es casi imposible que puedan atender detenidamente a cada persona o hacer correcciones específicas y metodológicamente funcionales que te proyectarían mejor al logro de resultados.  Un entrenador personal te puede enseñar desde a prender la corredora hasta la técnica correcta para realizar una sentadilla. Esta información es clave para evitar lesiones y para realizar una rutina de entrenamiento mucho más efectiva.   

3.     Estás aburrido de tu rutina.
Es normal que después de un tiempo de realizar la misma rutina de entrenamiento te aburras y hasta te parezca demasiado fácil. Un entrenador personal te puede dar recomendaciones para cambiar tu rutina y plantearla de manera más retadora y efectiva. Es muy importante que le digas lo que estás buscando, cuanto tiempo llevas entrenando y lo que quieres lograr para que a partir de esto pueda diseñarte una rutina apropiada y personalizada.

4.     Estás entrenando para una meta específica.
Ya sea una carrera, triatlón o para mejorar tu desempeño en algún deporte, el apoyo de un entrenador es clave para alcanzar metas previamente definidas. Procura acercarte con el entrenador con tiempo para darle oportunidad de planear todo el trabajo necesario para alcanzar esa meta que quieres y si es posible, acércate antes de definirla, para que te asesore sobre el tiempo que requerirás para alcanzarla. El entrenamiento de cualquier deporte se complementa muy bien con una rutina de fuerza específica para lo que tú necesitas.

5.     Supervisión y motivación.
Es importante que alguien revise tu técnica, tu forma y tu postura al realizar ciertos ejercicios y que te corrija cuando estas cometiendo un error. Muchas veces conocemos la técnica correcta pero no la aplicamos correctamente porque no nos podemos ver ejecutando los ejercicios. Un entrenador puede ser un gran apoyo en este sentido y ayudarte a obtener un mejor resultado y evitar lesiones. Además, saber que alguien te está esperando en el gimnasio para hacer tu rutina, te puede motivar a no faltar y por ende a cumplir mejor tu objetivo.

Recuerda que es muy importante que hables con tu entrenador sobre tus objetivos, tus expectativas y sobre el tipo de ejercicio que te gusta hacer, para que de esta forma pueda diseñar un plan más apropiado para ti. Busca un entrenador con el que te identifiques  y que te guste su forma de trabajar. En el club hay una gran variedad de entrenadores que ofrecen este servicio;  desde entrenadores de clases grupales, de natación y los entrenadores del gimnasio. Acércate a ellos y pregúntales por las sesiones de clases personalizadas.
Si tienes dudas o quieres habar con alguien sobre este servicio de tu club, acércate a la barra de instructores. ¡Estamos seguros de que no te vas a arrepentir!

Por: Ana Paula Flores
Profesora certificada de in-tensse, fundamentos de gimnasia y Master en administración y tecnología del deporte